16:50 h. Sábado, 21 de Octubre de 2017

Quienhaceque

EL MUNICIPIO DE LOS REALEJOS CUENTA DESDE 2007 CON UNA DOTACIÓN DE BOMBEROS VOLUNTARIOS

Los bomberos voluntarios ante las llamas

Los incendios que han arrasado miles de hectáreas en las Islas Canarias durante este verano ha movilizado a todos los efectivos disponibles para luchar contra el avance de las llamas, tanto por tierra como por aire. Los profesionales se juegan sus vidas por intentar salvar la masa forestal, pero también cuentan con el apoyo de los bomberos voluntarios, que permanecen en un segundo plano, pero que colaboran para que la pesadilla del fuego acabe cuanto antes.
Jacqueline González  |  24 de Agosto de 2012 (22:57 h.)
Más acciones:

Simulacro de un fuego en el laberinto del Parque de Bomberos de Los Realejos. /J. González
Simulacro de un fuego en el laberinto del Parque de Bomberos de Los Realejos. /J. González

Tras los continuos incendios acaecidos durante este verano 2012 la tranquilidad reina por el momento en el Parque de Bomberos Voluntarios de Los Realejos, donde 17 hombres dedican de forma altruista su tiempo para ayudar en la extinción de incendios, abrir puertas o rescatar animales. En 2007 el Consorcio de Bomberos de Tenerife propuso la creación de esta Parque en la zona de Los Realejos (Tenerife). En aquel entonces ya existían ocho parques de bomberos voluntarios en toda la isla, siendo el realejero el último en crearse.

José León, Damián Yánes y Jonathan Farrais son los bomberos voluntarios que más años han estado ejerciendo como tales en el municipio, formando parte además en la actualidad de la directiva de este cuerpo.  En 2010 las instalaciones se actualizaron convirtiendo el Parque en una zona de entrenamiento, con jaula, rocódromo, laberinto y un pozo donde realizan las prácticas cada jueves, viernes y fines de semana.

En los últimos incendios producidos en las Islas Canarias han sido muchos los vecinos, quiénes han arriesgado sus vidas permaneciendo en sus casas, defendiéndolas ante el fuego o simplemente por querer echar una mano. Ayudar en la extinción de un incendio requiere formación.

Protocolo de actuación

Los bomberos voluntarios de Los Realejos han sido requeridos para varios de los incendios que se han producido en esta época estival. “Cuando se produce un incendio acuden los bomberos profesionales y cuando los medios son insuficientes nos llaman a nosotros. Entonces pasamos nosotros a estar siempre a la orden del jefe de bomberos profesionales de la zona” explica José León. En el último incendio en el que actuaron su función fue el apoyo y ayuda a la Brifor.
Jonathan Farrais apunta que el día más peligroso que hubo en un incendio para ellos fue el segundo día en el que trabajaban en la zona de Erjos, sur de Tenerife. “Ese día pudimos ver como una ladera se quemaba completa en 30 o 40 segundos. Era impresionante”.

A lo largo de estos años han vivido riadas, tormentas y dos temporales de viento fuertes. “Dedicamos nuestras vacaciones a quitar barro tras una riada ¿Te acuerdas Jose?” afirma Yanes. “Sí, pero no podemos reprocharle a nadie que hemos dedicado ese tiempo a ayudar” apunta José. “La verdad es que estamos aquí porque queremos” recalca Yanes. Ambos recuerdan como si fuera ayer mismo los días que dedicaron a dejar las calles como si nada hubiera pasado.

Ser bombero voluntario

El Parque está impoluto, nada parece fuera de su sitio, cuidado el material a la perfección. Pese a ser voluntarios muestran organización, planificación en sus horarios y disciplina. Son los propios miembros de este cuerpo los que han buscado los cursos para formarse. Además entrenan cuatro días y el resto permanecen en guardia comunicados por teléfonos.

Damián Yanes y Jonathan Farrais explican los requisitos necesarios para entrar a formar parte de los bomberos voluntarios. “En principio no nos hace falta incorporar a nadie en estos momentos a nuestro Parque” apunta Yanes. “Los requisitos son ser mayor de edad, contar con carnet de conducir para camiones y no padecer enfermedad que impida la ejercer la labor de bombero” señala Yanes. Posteriormente, el proceso continúa según relata Farrais consta de dos partes. La primera dura seis meses en la que la persona que quiere ser bombero debe estar durante todo ese tiempo como observador. “No se le permite tocar material alguno, está como si fuera de visita”. Una vez pasados esos seis meses estará otros seis donde ya puede tocar material. Pasado ese tiempo de prueba se evalúa entre otras muchas cosas la forma de trabajar en equipo.

Los Bomberos Voluntarios de Los Realejos tienen firmado un convenio con el ayuntamiento realejero para cubrir los fuegos artificiales de las fiestas del municipio y además están en el Plan de Seguridad y Emergencia de dicho ayuntamiento. Además reciben la visitas de escolares, ludotecas, campus; recogida de tapones de plástico para posteriormente entregarlo a las personas que deben costearse un tratamiento para enfermedades poco frecuentes, recogida y reparto de alimentos a través del Banco Social del Ayuntamiento de Los Realejos.

Galería de imágenes: https://www.facebook.com/quienhaceque

Vídeo de simulación de incendio en un laberinto: http://www.youtube.com/watch?v=KvYTZ_jbg5s&feature=plcp

 



Más noticias en Solidaridad

  Más de 64.000 personas en el campo de refugiados de Yida, Sudán del Sur

El número de refugiados sudaneses en Yida, Sudán del Sur se ha triplicado desde abril. La mortalidad hospitalaria y el número...

  Médicos Sin Fronteras alerta del aumento de la tasa de mortalidad en Sudán del Sur

Médicos Sin Fronteras (MSF) alerta de que la tasa de mortalidad  general en Jaman, uno de los campos de refugiados del estado del Alto...